Manifiesto AxAxA

axaxa

Nos ha llegado esto a la redacción. Ahora ya sí parece que la arquitectura está salvada: palacios de congresos para todos

El 16 de junio de 2011, “Arquitectes per l’Arquitectura” arrancaba su andadura como un “grupo de acción en términos sociales” con un objetivo prioritario: defender los intereses específicos de los arquitectos y propiciar un marco más favorable para el ejercicio de la profesión.  El acto de presentación tuvo lugar en un enclave a la altura del horizonte propuesto: El pabellón Mies van der Rohe de Barcelona. Se sirvieron canapés y mucha gente lo pasó bien ese día, principalmente porque se repartieron unas carpetas rojas satinadas que satisficieron la ansiedad propia de todo espectador parcialmente forzado a la asistencia.

Dos años y medio después, la asociación agoniza entre enlaces a artículos de La Vanguardia y Jornadas técnicas de fijación de anclajes, desviándose de forma evidente de la idea principal: recordarle al mundo quiénes son LOS PUTOS AMOS. A pesar de que AxA ha mostrado buenos propósitos durante su trayectoria, el hartazgo inherente a escuchar hablar a un arquitecto que no sea uno mismo ha hecho mella en el grupo, mermando la falta de implicación ya propia de la profesión y evidenciando que mucha gente estaba ahí solamente por las carpetas rojas.

¿Qué le ha pasado a ese “grupo de acción en términos sociales”? Que, básicamente, cometió un error fundacional de efectos letales en sus criterios de admisión: DEMASIADO LAXOS. No puedes confiar en cualquiera para salvar la arquitectura. Y ahí entramos nosotros:

AxAxA (Arquitectes per l’Arquitectura pels Arquitectes) nace como un “grupo de acción en términos sociales” pero pronunciando las erres y las ces a lo ruso porque vamos muy en serio. Aún más restringido que AxA, AxAxA recoge el testigo de su predecesora reformulando y corrigiendo su leit motiv, de “salvar la arquitectura entre pocos”,  a ”salvar la arquitectura entre MUY pocos”.

Nuestra principal mejora son por tanto unos criterios de aceptación reformulados, según la base aporaniana de la exclusividad como valor añadido: cualquier arquitecto puede solicitar el acceso y la asociación estudiará los casos a un ritmo similar al de la publicación de las notas de proyectos. Éstos son los nuevos criterios de admisión:

1.     Experiencia de proyecto y obra: doce obras construidas y sin rajas. Cada raja cuenta como un cuarto de edificio menos. Los teatros valen doble y las casas unifamiliares tienen bonus cada cinco si tienen piscina.

2.     Galardones por trayectoria profesional: más de ocho premios nacionales o internacionales. Los premios de ámbito catalán cuentan negativo porque hay mucho colegueo.

3.     Comportamiento ético en los temas de competencia: si en algún caso el solicitante golpeó a un compañero de profesión en la cabeza con una piedra queda automáticamente descartado, a no ser que el agredido apareciera semanalmente en una sección de arquitectura de Sálvame. Por lo demás, todo vale.

4.     Veinte años de socio del Madrid: y aval del 15% del club.

5.     Invitación de más de cuatro miembros: este punto aún está sujeto a cambios debido a que por ahora solo somos tres y eso dificulta las cosas.

No se precisa de un análisis lúcido para advertir las incoherencias irreconciliables entre el modelo de crecimiento de AxA y sus temas a debate. AxAxA comparte los cuatro objetivos principales de su predecesora, pero a diferencia de ella, impone el mismo criterio para sus contenidos que para su configuración de grupo, proponiendo además soluciones efectivas:

1.     Mejorar la percepción de la figura del arquitecto: AxAxA concibe el prestigio como idea de la que participa el profesional: cuantos más profesionales, menos prestigio a repartir, por lo que propone que los arquitectos que cada año salgan de la escuela vayan a una isla japonesa a matarse entre ellos hasta que solo quede uno, que recibirá el título si paga las tasas correspondientes de todas sus víctimas.

2.     Participación en la política ciudadana: AxAxA concibe la política como el gobierno de los mejores, así que apoyará en todos los comicios al candidato con mejor nota media en las asignaturas de proyectos y urbanismo (mínimo excelente).

3.     Redefinición del ámbito del ejercicio profesional: tras siglos de caída libre, la profesión debe recuperar sus antiguas competencias, por lo que lucharemos por la corona de Babilonia y el poder de Heliópolis.

4.     Reformulación de la formación para adaptarse al modelo anglosajón: AxAxA entiende que el modelo educativo debe adaptarse a los nuevos contenidos y acercar al estudiante a la realidad del mercado laboral, por lo que propondrá prácticas no remuneradas en bares y restaurantes para que vaya naturalizando la situación y el sector.

Queda pues constituida, a martes 14 de enero de 2014, AxAxA. Esperamos que nuestro trabajo sirva para recordar al vulgo A QUIÉN DEBEN RESPETAR (o como diría nuestro admirado Enric Ruiz Geli, “who is your daddy”). A partir de ahora podréis seguir nuestra actividad en @arqxarqxarq, y recordad,

¡¡¡ARQUITECTURA O MUERTE!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s